Tarta de Queso Vegana Estilo La Viña

Buenos días, ¿cómo ha ido el fin de semana?
Sí, hoy no toca preguntar por la semana sino por el fin de semana porque por si te lo perdiste el sábado publiqué una entrada muy especial por el séptimo cumpleaños del blog y ya sabemos que el fin de semana no hacemos mucho caso a las redes. Así que si no has visto la receta no te olvides de pasar a verla.


La receta que os traigo hoy tenía muchas ganas de hacerla en casa y es que aunque nunca la había hecho en mi cocina, en ninguna de sus versiones, sí que la hice en cantidades industriales tanto en la escuela como en el restaurante donde hice las prácticas. Además esta tarta de queso es lo que hace mi padre siempre en la olla de cocción lenta aunque yo no la he probado.


Con todos estos antecedentes estaba claro que tenía que hacerla en casa y no me ha podido gustar más el resultado, no se nota para nada que no lleva ningún producto de origen animal y es que el sabor es prácticamente igual. Además lleva muy pocos ingredientes y no necesitáis ningún instrumento raro. Lo único que os costará será esperar a que se enfríe lo suficiente para poder desmoldarla.


De nuevo he usado un aro de 10 cm así que tendréis que tenerlo en cuenta a la hora de aumentar las cantidades para que se adapte a vuestro molde aunque esta tarta suele hacerse en un molde tirando a pequeño para que quede bien alta. 


Además de poner el papel vegetal para que quede más “rústico”. Si habéis comido la original del restaurante La Viña o la habéis visto en fotos ya sabréis que tiene que quedar como quemada por arriba.



Ingredientes (aro de 10 cm)
  • 160 g de queso crema vegano (yo en este caso he usado la crema de tofu de mercadona)
  • 80 g de nata
  • 80 g de azúcar
  • 50 g de margarina
  • 1 cucharadita de harina


  • Precalentamos el horno a 220º.
  • Mezclamos todos los ingredientes hasta que quede una masa homogénea y lisa. Lo mejor es hacerlo con una batidora de mano.
  • Vertemos la mezclan en nuestro molde, en mi caso aro, forrado con el papel vegetal.
  • Horneamos a 220º unos 40-45 minutos.
  • Dejamos enfriar prácticamente por completo antes de desmoldarla. En algunas recetas he visto que la dejan en el horno, yo esto nunca lo he hecho, siempre la he dejado enfriando a temperatura ambiente.
  • Si no la comemos el mismo día conservamos en frío y la sacamos media hora antes de consumir.

Feliz semana :)

0 comments

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)