Brownie Vegano de Calabacín

Buenos días, ¿qué tal ha ido la semana?
Yo he estado bastante liada. El fin de semana llegaron mis padres y estuvieron hasta el miércoles así que el resto de la semana ha tocado ponerse al día con el tfm. Parezco un poco monotema estas últimas entradas, pero me parece que hasta que lo entregue a finales de mes esta va ser mi vida. 


Salir a pasear con la perra y el resto del tiempo estar con el proyecto. Pero bueno, ya va quedando menos. Mientras yo me dejo los ojos leyendo en el ordenador os dejo con la receta de esta semana.


Esta es la segunda vez que lo hago y es que la primera vez me confié con los tiempos de horneado de una receta parecida que vi por internet y cuando desmoldé el brownie estaba completamente crudo por el centro. Los bordes estaban hechos, pero el medio no. Así que no hagáis como yo y comprobar si está hecho pinchando con un palillo en el medio.


No os preocupéis si al mezclar todos los ingredientes os parece una masa muy densa, el calabacín tiene mucho agua así que una vez horneado no queda para nada mazacote. Creo que ya se puede ver en las fotos que se desmiga un poco y es que es muy blandito. Con los tiempos que os doy os queda un brownie húmedo, pero sin la sensación de estar crudo que pasa a veces con los brownies. 


Yo lo he decorado con azúcar glas, pero lo que pude salvar del primer intento lo tomé con un poco de caramelo salado y estaba increíble y ahora que ya empieza a hacer buen tiempo con un poco de helado seguro que está buenísimo.


Ingredientes
  • 200 g de harina
  • 180 g de aceite
  • 170 g de calabacín (un calabacín mediano)
  • 85 g de cacao en polvo sin azúcar
  • 80 g de azúcar
  • 80 g de panela
  • 50 g de leche vegetal sin azúcar
  • 1 cucharada de café instantáneo
  • 1 cucharadita de levadura.
  • Sal


  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Rallamos el calabacín y reservamos.
  • En un bol mezclamos los azúcares y el aceite.
  • Añadimos la leche vegetal y el café.
  • Incorporamos la harina previamente tamizada junto al cacao y la levadura.
  • Añadimos el calabacín rallado y la sal y mezclamos con una espátula para que se reparta por la masa.
  • Vertemos la mezcla en un molde previamente engrasado y forrado con papel vegetal.
  • Horneamos 35-40 minutos. Hasta que pincharlo el palillo salga limpio.
  • Dejamos enfriar por completo antes de desmoldarlo.

Feliz semana :)

4 comments

  1. ¡¡Hola Marta!! Lo de los hornos, es que cada uno es un mundo, el mío, por ejemplo, me doy cuenta que cuece bastante rápido, y siempre le tengo que poner menos tiempo que el que indica algunas recetas. Respecto a los brownie, a mí me gustan muy tiernos, que se desmiguen pero que no queden crudos. El de calabacín es ideal para ello, pues al contener tanta agua, queda un brownie húmedo y delicioso. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el tema horno es un mundo. El mío es bastante exacto, si una receta pone que necesita x minutos es lo que suele tardar. El problema es que no tuve en cuenta el agua del calabacín jajajajaj
      Muchas gracias Isabel :)

      Eliminar
  2. El calabacín en repostería es siempre un acierto, y bueno, pensemos que cada horno es un mundo y no que la receta en la que te basaste estaba mal redactada. Porque eso da mucha rabia.

    El TFM requiere su tiempo y es lógico que hasta que no lo termines tu vida gire en torno a él.

    Realmente llevamos mucho tiempo monotemáticos con temas como el COVID, las vacunas... yo con mis hijas... a ver, la vida no es tan entretenida como en las series ja ja ja

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)