Galletas Veganas de Limón y Semillas de Amapola


Buenos días, ¿qué tal ha ido la semana?
La mía bastante agotadora la verdad y no sé cómo tengo más moratones de estos días ayudando dos días contados a mi hermana con la mudanza que cuando voy a clase de autodefensa.


Esta semana estaré sola en casa adaptándome y haciendo algún cambio en la casa, pero a partir del sábado voy a tener compañía perruna. Mis abuelos tenían una perra y cuando entraron en la residencia se fue con una amiga de mi hermana hasta que yo me quedara sola así que la soledad no va a durar mucho.
El sábado por aquí a hecho bastante bueno y yo ya me creo que estoy en primavera y me entran ganas de hacer cosas que me recuerdan a esta estación. Y no sé por qué la combinación de limón y amapola siempre la asocio con ella.


La receta es muy fácil de hacer y si no tenéis semillas de amapola las podéis omitir perfectamente. Eso sí si no os gusta el limón estas galletas no son para vosotros porque saben mucho. Yo el glaseado lo he hecho con limón, pero podéis hacerlo con leche o simplemente omitirlo.
Las galletas que veis en las fotos son simplemente bolitas que coloqué en la bandeja del horno sin aplastarlas y quedan duras, pero no crujientes. La otra parte de la tanda las aplasté y han quedado más duras aunque también están muy ricas así que es a cuestión de vuestros gustos.


Ingredientes (16 unidades)
  • 170 g de harina
  • 100 g de azúcar
  • 60 g de aceite
  • 60 g de zumo de limón
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • Ralladura de un limón
  • Semillas de amapola



  • Precalentamos el horno a 180º.
  • En un bol mezclamos el azúcar con al ralladura de limón.
  • Añadimos el aceite.
  • Vertemos el zumo de limón.
  • Incorporamos la harina previamente tamizada junto al bicarbonato.
  • Añadimos las semillas de amapola y revolvemos con la ayuda de una espátula para que se repartan en la masa.
  • Hacemos bolitas y colocamos sobre una bandeja de horno con papel vegetal.
  • Horneamos 15 minutos, hasta que estén doradas.
  • Dejamos enfriar en la bandeja.

Feliz semana :)



8 comentarios

  1. Marta yo tengo tantas marcas en las piernas por golpes que me dan mis hijas que podría levantar sospechas en mi entorno. Así que entiendo perfectamente que la mudanza que haya hecho más moratones que las clases de autodefensa.

    A mí el limón también me recuerda al inicio del buen tiempo. Ya falta menos para la primavera y tenemos ganas de traer recetas que la anuncien. ME ha encantado ver que estas galletas no tienen huevo ¡Las probaré!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Marta!! Me gusta muchísimo el limón, así que me tienen que encantar tus galletas. Y el glaseado, por supuesto con limón también, doblemente bueno. Se ven muy bonitas además.
    Yo también soy de moratones fáciles, muchas veces no sé ni cómo me los he hecho pues no he recordado ni haberme dado un golpe. Yo creo que las pieles muy blancas tenemos más tendencia a ellos. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será eso, que como soy tan pálida me salen moratones con solo mirarme. Mi padre dice que soy de mantequilla jajajajjaj
      Muchas gracias Isabel :)

      Eliminar
  3. ¡Hola Marta! Se ven deliciosas... me encanta el limón y si saben mucho... mejor todavía... esas galletas aromáticas y veganas me las guardo ya... Por cierto... ya nos presentaras a tu nueva compañera de piso... que bien que te puedas que dar con ella... la pobre lo tiene que estar pasando fatal, sin poder estar con tus abuelos... verás que compañía te da... Disfrútala. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo creo que lo notará porque mis abuelos la adoptaron de una protectora donde la dejaron porque los dueños anteriores se volvían a Inglaterra para entrar en una residencia, también, y estos últimos cuatro meses ha estado de acogida en casa de unos amigos hasta que me la he podido traer. La pobre tiene que tener un cao jajajajaja
      Muchas gracias Elisa :)

      Eliminar
  4. Me encantan las galletas que, sin ser blandas, están tiernas por dentro... así que tomo nota de dejarlas como bolitas sin aplastar a la hora de meterlas al horno. Parecen sencillas de hacer y tengo todos los ingredientes (salvo las semillas de amapola) súper a mano. ¡Quizás me anime a probar! ^^

    Un abrazote ¡y disfruta mucho de la compañía perruna!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, las semillas se pueden omitir, al final sólo es para darle un toque. Ya me contarás qué te parecen. Muchas gracias Elena :)

      Eliminar

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)