Biscottis Veganos de Limón y Chocolate


Buenos días, ¿qué tal ha ido la semana? 
Yo bastante liada, entre el máster y el trabajo la verdad es que no me queda mucho tiempo libre y a eso hay que añadirle que últimamente tengo ganas de hornear, pero no de comerme las cosas que hago así que al final lo acabo preparando nada. Aunque tengo que reconocer que hacía días que tenía ganas de chocolate caliente, pero al estar en Lanzarote donde hay un eterno verano no apetecía mucho. Al llegar a Vitoria pensaba que me había perdido el otoño, con lo que a mí me gusta, pero la verdad es que el tiempo se está comportando bastante para ser el norte. 


Aun así un chocolate caliente por la tarde nunca viene mal. Pero te estarás preguntando por qué no dejo de hablar de chocolate caliente si la receta de hoy es de biscottis. Pues para mi todo buen chocolate caliente necesita su acompañamiento y yo no soy mucho de churros, los tomo muy de vez en cuando porque enseguida me empachan y huelo a fritanga. 
De este antojo salieron estos biscottis que son perfectos para tomar mojando en el chocolate, o en cualquier bebida caliente. Además el viernes tendréis la receta del chocolate caliente vegano en mi instagram.


Esta receta de biscottis os puede servir de base para hacer los cambio que queráis como sustituyendo el limón por naranja o añadiendo algún fruto seco. Incluso podéis bañarlos en chocolate como estos biscottis veganos de calabaza y chocolate


Ingredientes (16 unidades aprox)

  • 150 g de harina
  • 60 g de azúcar
  • 60 g de aceite de oliva
  • 60 g de chocolate negro (la cantidad es orientativa y podeis usar chips de chocolate o partir una tableta)
  • 15 g de leche vegetal (en mi caso de avena)
  • 15 ml de zumo de limón
  • Ralladura de limón
  • sal


  • Precalentamos el horno a 180º.
  • En un bol mezclamos el aceite, la leche de avena y el azúcar.
  • Añadimos el zumo de limón y la ralladura.
  • Incorporamos la harina previamente tamizada y la sal.
  • Añadimos el chocolate.
  • Mezclamos hasta tener una masa que no se nos pegue en las manos.
  • Damos forma alargada sobre la bandeja de horno y aplastamos la superficie.
  • Horneamos 15 minutos.
  • Sacamos y dejamos enfriar ligeramente.
  • Con un cuchillo cortamos porciones y repartimos por la bandeja de horno.
  • Horneamos otros 15-25 minutos hasta que los biscottis estén dorados.
  • Cuando los saques del horno te parecen un poco blandos, pero al atemperarse se endurecen así que no te pases con el horneado.
  • Se conservan bien un par de semanas en un recipiente hermético.

Feliz semana :)




6 comentarios

  1. ¡Hola Marta! Pensaba que a nadie más le pasaba esas cosas jajaa... a mí también me ocurre que tengo muchas ganas de cocinar y probar recetas, pero luego no me apetece comer... Normalmente me pasa en estas fechas, que se acerca Navidad, quieres hacer muchas cosas, aun teniendo en casa elaboraciones que acabas de preparar y el estómago se me cierra, pero las ganas de seguir cocinando, no se van...

    Los biscottis se ven muy ricos... hace mucho tiempo que no preparó... y veganos... mucho mejor... para poder hacerlos para toda la familia. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues va a ser que somos más de lo que parecía. A mi antes no me pasaba, supongo que es una señal de cómo me encuentro ahora mismo, pero bueno espero que pase pronto.
      Muchas gracias Elisa :)

      Eliminar
  2. Pues Marta yo voy de culo desde lo de la niña. Toca recuperar trabajo atrasado en la oficina y el blog.

    A mi los churros me dan mucho asco desde el embarazo de Lara, así que tus biscottis me parecen ideales para mojar en chocolate que hace no sé cuántos años que no tomo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Hola Marta!! Tenemos muchas cosas en común esta vez, pues me pasa lo mismo, tengo muchas ganas de hornear, es que me relaja, bueno, hornear, o cualquier tipo de postre, pero no me apetece nada comerlo, y ahora, con esto del virus, no puedo regalar tantos postres como antes, ya no nos juntamos tanto con amigos y ya no hay comilonas de amigotes, así que lo tengo más complicado. Y me niego a comerlo que hago, probarlo mínimamente pero ya está.
    Tampoco me gustan los churros, muy de tarde en tarde y depende, si son grandes, no puedo ni con uno y si son churritos, quizás me coma uno. Así, que me quedo también con tus biscottis. El chocolate a la taza, me gustan sólo algunos, el que hago yo y poco más, pero porque lo hago muy a mi gusto, me resulta muy pesado y no lo puedo tomar por la tarde por lo excitante que es, me pasa como con la cafeína, luego no puedo dormir. Así que lo dicho, me quedo mejor con tus biscottis. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final gracias a internet vamos a descubrir que tenemos muchas cosas en común y no somos tan diferentes unas de otras jajajajja
      Muchas gracias Isabel :)

      Eliminar

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)