Bundt Cake Funfetti Vegano



Buenos días, ¿cómo ha ido la semana?
La mía bastante agotadora. Este mes estoy haciendo otro horario, voy por las mañanas a la tienda, lo que es bueno porque tengo las tardes libres para hacer cosas, sobretodo del blog, pero aunque es un turno que me gusta y ya lo había hecho me a costado un poco adaptarme y esta semana he estado un poco para el arrastre.


Además los domingos horneo yo, lo que significa que voy a la tienda a las 5:30, cuando todo el mundo está volviendo de fiesta yo estoy entrando a trabajar. Es muy curioso fijarse en la gente y cómo se comporta a esas horas.


La receta que os traigo hoy la hice para el cumpleaños de mi hermana. Ya os enseñé la tarta que le preparé, pero además hice este Bundt Cake para que llevara al trabajo para desayunar. 


Una amiga de mi hermana es celiaca e intolerante a la lactosa así que normalmente todas las recetas que hago para mi hermana son para que esta amiga pueda comerlas y como no sabía si en su trabajo había alguien más con alguna intolerancia o alergia decidí hacerlo vegano también.


Como siempre el Bundt Cake lo preparé a última hora y mi hermana entra a trabajar a las 5 de la mañana, sí somos una familia de horarios raros, así que no pudé sacarle fotos, así que no me ha quedado otra que preparlo de nuevo, que sufrimiento jajajajaja.


En el caso de las fotos he usado harina de trigo, pero en los ingredientes os digo como sustituirla para que sea sin gluten.


Ingredientes
  • 400 g de harina (para la versión sin gluten usar 280 g de harina de arroz y 120 g de maizena)
  • 170 g de azúcar
  • 20 g de margarina
  • 70 g de aceite de oliva suave
  • 7 g de levadura (si es sin gluten aseguraros de usar una marca apta, yo normalmente uso la de Mercadona)
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de vinagre
  • Esencia de vainilla
  • Confetti de colores
  • Azúcar glas + bebida vegetal para el glaseado
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Derretimos la margarina.
  • La batimos junto al azúcar, la esencia de vainilla y el aceite de oliva.
  • Añadimos el vinagre.
  • Incorporamos la harina previamente tamizada con la levadura y el bicarbonato.
  • Mezclamos con la ayuda de una espátula hasta tener una masa homogénea.
  • Añadimos los confetti, la cantidad va a gusto.
  • Mezclamos lo justo para que se repartan por la masa.
  • Vertemos la masa en el molde previamente engrasado.
  • Horneamos 40-45 minutos, hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio. En el caso de los Bundt Cake estos se tienen que hornear sobre una rejilla para que así el aire circule correctamente.
  • Dejamos enfriar al menos 10 minutos antes de desmoldar.
  • Una vez frío podemos decorarlo con un glaseado y más confetti.
  • Dura perfectamente casi una semana bien envuelto a temperatura ambiente.

La vela que se ve en las fotos me la regaló mi hermana y huele a caramelo. Yo soy malisima para los olores, me cuesta mucho oler algo o identificar el olor y así que esta vela tiene que oler mucho para una persona normal porque yo soy capaz de oler el caramelo. Además tiene una joya dentro así que doble regalo.


Feliz semana :)



Comentarios

  1. ¡Hola Marta! Desde navidades voy fatal de tiempo y no sé ni qué blogs he visitado, ni a cuales le debo visita desde entonces...¡vaya desastre!

    Me encanta tu receta de hoy, me parece sencilla, rica y muy vistosa, así que me la guardo. Menudo problema tener que repetir la receta para el blog ja ja ja

    Sí que es curioso ver cómo se comporta la gente cuando vuelve a casa después de haber salido. Muchas veces da un poco de vergüenza y en muchos casos yo me pregunto si "lucía" así de bien cuando era yo la que regresaba a casa a esas horas ja ja ja

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Marta!! Menudo madrugón te pegas los domingos. Sé que es raro ir un poco al contrario de todos en los horarios. Los míos también lo son, te lo aseguro. Yo tengo las mañanas libres (bueno, hasta febrero, que también trabajaré algunas mañanas), pero las tardes-noches, trabajo, muchas noches ni puedo venir a cenar, ya sólo para dormir, y los sábados hasta las dos y media o las tres de la mañana. Es un poco rollo, sinceramente, aunque terminas acostumbrándote.
    Yo tampoco veo ningún problema en volver a hacer un dulce, ja, ja, la excusa ha sido buena. Yo lo veo delicioso, y con ese toque de confeti, divino. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Marta! Que pinta tiene el bizcocho... y el funfetti siempre queda genial en cualquier postre... Me encanta... como te ha quedado y el corte brutal.. Un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)