Galletas Veganas de Café



Buenos días, ¿qué tal ha ido la semana?
Yo un poco pachuchilla, qué mal me ha sentado el cambio de tiempo.

Como os conté he tenido una infección en la boca y los antibioticos me han dejado echa polvo más el dolor y la cara hinchada que he tenido después de que me hicieran la endodoncia. Soy doña pupas, últimamente salgo de una para meterme en otra.


La idea de estas galletas surgió después de preguntaros por instagram qué tipo de recetas queríais ver más en el blog y una de las respuestas era recetas que llevaran café y es que con lo cafetera que soy, llevo más de la mitad de mi vida tomando café, y en el blog hay muy pocas recetas con este ingrediente.


En un principio iban a ser unas galletas "tradicionales" de las que son crujientes, pero se me fue un poco la pinza y me pasé con la levadura así que han quedado más bizcocho que galletas, un poco lo que me pasó con estas gallletas de calabaza. Como el resultado me gustó bastante no podía dejar de enseñároslas por aquí, pero prometo seguir investigando para traeros mi idea original.


Siempre os he contado como mi familia siempre es muy sincera con lo que piensan de mis recetas, bueno menos mis abuelos, pero para un abuelo todo lo que hace sus nietas es lo mejor del mundo, así que no cuentan. Pues mi hermana, aunque era un poco reticente a probarlas porque a ella el café no le gusta y de hecho si no es descafeinado le sienta mal, las acabó probando y su veredicto fue que le sabían a lejía. Lo que os he dicho, mi familia es honesta con estas cosas.
Aunque estas galletas tienen un sabor diferente a mi no me supieron fuertes así que vamos a pensar que es porque ella no está acostumbrada a tomar café.


Ingredientes
  • 250 g de harina
  • 100 g de azúcar
  • 85 g de margarina
  • 80 g de bebida vegetal (yo uso de Almendras sin azúcar)
  • 1 cucharadita de café instantáneo
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de levadura
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Disolvemos el café en la bebida vegetal. Reservamos.
  • Batimos la margarina junto al azúcar.
  • Añadimos la bebida vegetal. Si la margarina y la bebida no están a la misma temperatura puede parecer que la masa se ha cortado y tiene "grumos", pero no os preocupéis se arregla al añadir la harina.
  • Incorporamos la harina previamente tamizada con el bicarbonato y la levadura.
  • Hacemos bolitas de un mismo tamaño y las vamos colocando en nuestra bandeja de horno sobre un papel sulfurizado. Es importante dejar bastante espacio, y hacer varias tandas, ya que las galletas crecen en el horno.
  • Horneamos 10-12 minutos.
  • Pasamos con cuidado, son bastante blanditas, a una rejilla para que se enfríen por completo.
  • Aguantan bien una semana en un recipiente hermético.

Feliz semana :)


Comentarios

  1. Jajaa... ay Marta... pero de café a lejía hay un abismo... Menuda es tu hermana jajaa... Yo tampoco soy muy cafetera... pero asi bizcochonas las galletas me gustan también... tienen que estar muy buenas... Espero que te recuperes pronto guapa.. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo que me pregunto es cómo sabe a qué sabe la lejía jajajajajja
      Muchas gracias Elisa :)

      Eliminar
    2. Yo lo que me pregunto es cómo sabe a qué sabe la lejía jajajajajja
      Muchas gracias Elisa :)

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Marta!! Pues yo soy como tu hermana, no me gusta el café y también me sienta mal. Y si tomo un bombón (café y leche condensada) tiene que ser descafeinado de sobre, para echarle tan sólo unos granitos y nada más. Pero si que hago, muy de cuando en cuando, postres con café, pues mi marido es muy cafetero y le gustan los postres que llevan café.
    No sé si a mí, tus galletas me sabrían a lejía, ja, ja, pero que sean abizcochadas si me gustan, las prefiero a las secas más duras. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que simplemente tenían un sabor un poco fuerte si no estas acostumbrada al café, pero si tu marido es cafetero seguro que estas le gustan así que dales una oportunidad que a lo mejor te sorprenden.
      Muchas gracias Isabel :)

      Eliminar
  3. Marta yo soy de las tuyas ¡muy cafetera! y en el blog no tengo muchos postres de café ¡Es que la vida no nos da para más ¿verdad?!

    Mira lo de las galletas con sabor a lejía me ha llegado al alma. Yo nunca he bebido lejía, supongo que tu hermana tampoco así que me encantaría saber en qué se basa para tal veredicto. Me ha encantado su respuesta.

    Yo me guardo la receta y espero que te mejores pronto

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la cuestión, cómo sabe a que sabe la lejía jajajaja
      Muchas gracias Cuca :)

      Eliminar
  4. Hola! esperamos que estés mejor! las galletas te han quedado con una pinta riquísima! besis

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)