Donuts Veganos al Horno



Buenos días, ¿qué tal ha ido la semana?
Yo he estado un poco ocupadilla, ahora que más o menos me estoy haciendo al horario de trabajo estoy intentando dedicarle un poco más de tiempo al blog y sobretodo a Instagram para que las recetas lleguen a más gente.


Así que si no me sigues en Instagram ya sabes lo que tienes que hacer sin perder nada, además quiero publicar más recetas exclusivas por ahí, aunque si no tienes Instagram las podrás encontrar en el recetario del blog.


También estoy intentando recuperar las newsletter, te puedes escribir desde la ventana emergente o desde la imagen al final de la entrada.
Creo que una de las recetas que más se intentan repetir en el mundo de los blogs de repostería es la de los donuts, pero es muy difícil emular ese sabor tan característico, o por lo menos yo no lo he conseguido, así que he dejado de intentarlo para hacer cosas que se pueden parecer físicamente aunque el sabor sea ligeramente diferente.


Una de las características de los donuts, o berlinas sino quieres decir el nombre comercial, es que es una masa frita y si me sigues desde hace tiempo ya sabrás que no me gusta nada freír, huyo de las preparaciones fritas, tanto saladas como dulces, salvo las croquetas en navidad.


De hecho mis compañeros de clase se reían mucho de mi cara cuando me decían en la escuela que me tocaban masas fritas, como ese día que me tocó estar haciendo buñuelos todo un día, el olor a fritanga creo que no se me quitó en varios días.


Así que tenía claro que mi versión vegana de los donuts iba a ser el horno, el problema es que todas las recetas que veía eran con molde y por tanto eran más líquidas así que me acabé diciendo por hacer una masa levada como las berlinas comerciales.


Como todavía hace bastante calor no calculé bien los tiempos de levado y la masa fermentó un poco de más así que me costó darle la forma de donuts, de ahí las bolitas, pero con un poco de paciencia y menos tiempo de reposo podéis darle esta forma, simplemente necesitáis dos cortadores redondos, uno un poco más pequeño que el otro. Aunque también venden cortadores especiales para donuts.


Ingredientes (12 bolitas y 3 donuts)
  • 500 g de harina de fuerza
  • 250 ml de leche vegetal (yo uso de almendras sin azúcar)
  • 100 g de azúcar
  • 60 g de margarina
  • 25 g de levadura fresca
  • Esencia de vainilla

Ingredientes para el glaseado
  • 130 g de azúcar glas
  • 3 cucharadas de leche
  • 25 g de cacao sin azúcar
  • virutas de colores
  • Primero haremos un prefermento mezclando 100 g de harina junto a 100 g de bebida vegetal y la levadura. Amasamos hasta tener una masa sin grumos y dejamos fermentar 30 minutos tapando el recipiente con un trapo a temperatura ambiente. Si en vuestra cocina hace calor podéis meterlo en el horno con este apagado.
  • En un bol ponemos el resto de la harina, el azúcar y el resto de la bebida vegetal. Mezclamos ligeramente y añadimos el prefermento.
  • Amasamos hasta tener una masa lisa que no se nos pegue. Tenemos que amasar hasta que se forme el gluten, para saber si ya esta cogemos una porción de la masa, hacemos una bolita y estiramos con cuidado. Si vemos que se ha formado una especie de telilla es que nuestra masa ya está.
  • Añadimos la margarina y la esencia de vainilla y mezclamos hasta que se hayan integrado.
  • Dejamos reposar una hora más o menos, hasta que haya doblado el volumen. Tapamos de nuevo el recipiente con un trapo y lo dejamos a temperatura ambiente.
  • Pasado este tiempo estiramos la masa en una superficie ligeramente en harinada y cortamos nuestros donuts. Si queremos hacer bolitas no hace falta que estiremos la masa simplemente cogeremos porciones iguales de la masa y formamos las bolitas.
  • Colocamos sobre la bandeja de horno con papel vegetal, tapamos de nuevo con un trapo y dejamos que fermenten unos 30 minutos.
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Horneamos 20-30 minutos, el tiempo dependerá del tamaño.
  • Dejamos enfriar en una rejilla.
  • Para el glaseado simplemente tenemos que mezclar la bebida vegetal con el azúcar glas.
  • Una vez tengamos una masa homogénea añadimos el cacao.
  • Bañamos nuestros donuts o bolitas y colocamos en una rejilla para que el exceso de glaseado escurra. Decoramos con las virutas de colores.
  • Conservamos en un recipiente hermético.

A mi me gustaron mucho, aunque no me sabían a donuts, pero sorprendentemente mi hermana me dijo que a ella sí que le sabía a donuts, a los que van bañados con chocolate.
Feliz semana :)



Comentarios

  1. Hola! qué pinta más rica tienen! por cierto, a parte de que te costaran darlos un poco más la forma,¿qué pasa si fermentan de más? es algo que siempre me he preguntado.. besis y feliz semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como fue poco tiempo, por no calcular bien la temperatura de la cocina, no pasó nada porque estuvieran un poco más fermentados. El problema es si te dejas la masa, por ejemplo, toda la noche fuera de la nevera fermentando. En estos casos la masa huele como ácida y yo personalmente no me atrevería a usarla. Para fermentaciones largas mejor la nevera, pero que te hayas despistado y haya estado un hora de más no pasa nada.
      Muchas gracias chicas :)

      Eliminar
  2. ¡Hola Marta! Pues creo que todos los veganos te lo van a agradecer... es verdad que esta receta la suelen hacer en moldes... yo les eché un ojo hace poco y todas las hacen en bandejas especiales (asi a cualquiera les sale en forma de donut jajaaa...) yo tampoco tengo.. asi que me viene genial tu receta... Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Elisa, espero que te guste la receta si la haces en casa ;)

      Eliminar
  3. ¡¡Hola Marta!! Bueno, las recetas que son de donuts pero que están hechas al horno, realmente no saben a donuts. Fritos sí, bueno, la receta que hago muy de cuando en cuando, con el glaseado transparente incluido, si que saben a donuts, la pena es que frescos no duran mucho y al día siguiente, ya no están igual. Yo tampoco soy de postres fritos, de hecho, no me gustan ni los churros, pero los donuts si que me gustan, bueno, me encantan, aunque no los como casi nunca.
    Pero viendo la pinta tan estupenda de los tuyos, al horno y con chocolate, estoy convencida que me van a encantar. Besitos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)