Carquiñolis Veganos



Buenos días, ¿qué tal ha ido la semana?
Muchas gracias a todos por las felicitaciones por el aniversario del blog.


Si la primera entrada de septiembre y con la que volví al blog la preparé varios días antes de que se publicara con esta voy apurando tiempo al máximo. Este mes hago un horario distinto en agosto y la mitad de días tengo turno al medio día y el fin de semana trabajo de tarde. No me gusta este turno, para cuando llego a casa, ceno algo y veo un capítulo ya se ha hecho tarde y al final a la mañana siguiente, aunque me ponga el despertador, no consigo levantarme pronto para que me aproveche el día así que al final me da la sensación de que no hago nada de provecho.



Además no sé si es por el cambio de turno o qué, pero llevo varios días durmiendo mal por lo que doy más vueltas en la cama así que llevo todos estos días con un dolor de cuello horrible. Vamos que me está encantando esto de ser adulto responsable.



La receta que os traigo esta semana es la versión vegana de estos Carquiñolis de Pistachos y además más tradicional ya que los de “verdad” llevan almendra. La verdad es que no se nota para nada la falta de huevo y estos tienen la misma consistencia que los que sí que llevan. Ya sabéis que hay veces que dependiendo la receta del bizcocho sí que se nota la miga distinta.



La receta, igual que la otra, es muy fácil de preparar, con muy pocos ingredientes y con cosas que seguro que tenéis en casa. Lo único que lleva más tiempo por los dos horneados, pero al fin y al cabo el que trabaja es el horno no vosotras así que no dejéis de hacerla sólo por ese detalle.



A la antigua receta le tengo mucho cariño ya que a mis compañeras de piso les encantó y luego la preparamos varias veces juntas para que la llevaran a cenas y para sus amigos.



Ingredientes (12 unidades aproximadamente)
  • 125 g de harina
  • 65 g de azúcar
  • 40 g de bebida vegetal (yo uso siempre de almendra sin azúcar)
  • 35 g de almendras
  • 25 g de aceite
  • ½ cucharadita de levadura
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • En un bol mezclamos la bebida vegetal, el aceite y el azúcar.
  • Añadimos la harina y la levadura previamente tamizados.
  • Picamos las almendras y añadimos mezclando bien para que se repartan por toda la masa. Yo al final lo acabe haciendo con las manos.
  • Hacemos una barra y horneamos 30 minutos.
  • Sacamos y dejamos enfriar unos 10-15 minutos.
  • Cortamos y colocamos de nuevo en la bandeja del horno.
  • Horneamos otros 15 minutos.
  • Conservamos en un recipiente hermético.

Feliz semana :)



Comentarios

  1. ¡Hola Marta! tiene una pinta estupenda... nadie diría que son sin huevo la verdad... me parecen deliciosos... seguro que a mi sobrina y a mí nos encanta... Un beso

    ResponderEliminar
  2. La vida adulta es complicada. El turno de tarde es un rollo porque no te obligas a madrugar y tienes la sensación de perder el tiempo, pero creo que nos pasa a todos. Los carquiñolis tienen una pinta bárbara

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema para mí es cuando no tienes siempre el mismo horario. El agosto durante toda la semana tenía el mismo horario cada dos semanas así que más o menos te podías organizar, pero tener cada día un horario es un caos. A ver si pronto cambia.
      Muchas gracias Cuca :)

      Eliminar

Publicar un comentario

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)