Bizcocho de Manzana y Canela



Buenos días, ya casi tardes, ¿qué tal ha ido la semana?
Yo este fin de semana he estado en A Coruña en una boda y mi idea era dejar programada esta entrada porque no sabía a qué hora íbamos a volver el domingo, pero al final entre una cosa y otra se me pasó así que esta entrada llega con un poquito de retraso.


A ver si vuelvo a la constancia de antes y publicar en hora que llevo una temporada un poco caótica.
El fin de semana en Galicia ha sido cortito y no hemos tenido mucho tiempo, sobretodo al haber ido a una boda, aunque algo pude ver que era mi primera vez allí. Tuve suerte y al lado del hostal estaba Sweet Place a los que seguía por Instagram así que pude desayunar allí.


La receta de hoy surgió para darle uso a lo que me sobró de las Galettes de Manzana y Canela, además mi abuelo llevaba tiempo pidiéndome un bizcocho y a él le encanta la manzana. Por eso se explica que el bizcocho volara tan rápido.


Por el medio ha quedado un poco hundido, pero es problema de mi horno. La cocina de mi casa es más vieja que yo y el horno calienta demasiado así que las cosas normalmente las tengo menos tiempo de las que indico en la receta para que no se me quemen, pero el problema está cuando voy a sacarlas ya que el contraste es tan fuerte que se bajan un poco por en medio. Pero si vosotros tenéis un horno que funcione bien no tendréis este problema. Aunque como siempre digo cada horno es un mundo y hay que conocerlo bien con ensayo error.


Ingredientes
  • 300 g de harina
  • 200 ml de leche
  • 150 ml de aceite de oliva suave
  • 120 g de azúcar
  • 4 huevos
  • 2 manzanas
  • 1 sobre de levadura tipo Royal (15 g)
  • Canela
  • Precalentamos el horno a 170º.
  • Pelamos y partimos la manzana en gajos.
  • Colocamos en un bol y añadimos canela. Mezclamos bien para que todos los gajos tengan canela.
  • En un bol batimos los huevos y el azúcar.
  • Añadimos la leche y el aceite.
  • Incorporamos la harina y la levadura previamente tamizadas.
  • Vertemos la mitad de la masa en un molde previamente engrasado.
  • Colocamos gajos de manzana por toda la superficie.
  • Vertemos el resto de la masa y colocamos el resto de los gajos.
  • Horneamos 30-35 minutos, hasta que al pincharlo con un palito este salga limpio.
  • Dejamos enfriar antes de desmoldar.

Si no queréis encontraros trozos de manzana tan grandes en medio del bizcocho podéis partir la manzana en cuadraditos y echarlos en la masa para que de esta manera queden repartidos por todo el bizcocho. Aun así yo dejaría algún gajo para poner en la parte superior y así decorar el bizcocho.


Feliz semana :)



Comentarios

  1. ¡¡Hola Marta!! A mí me encanta encontrarme los tropezones, me da igual que sean los trozos de manzana muy grandes, me parece muy bonito visualmente y por mi parte, me encanta saborear bien la manzana. Uno de mis bizcochos preferidos. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Marta el bizcocho de manzana siempre triunfa, más si sale de las manos de una nieta. No te preocupes por la estética, como bien dices cada horno es un mundo y cada cual entiende el suyo.

    He visto una foto de la boda en tus redes sociales ¡qué guapos!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)