Mug Cake de Café

25.6.18



Buenos días, ¿qué tal ha ido la semana?

Aquí, como al parecer en el resto de la península, el verano ya ha llegado. Pero viviendo en Vitoria tampoco podemos tener muchas expectativas.


Aquí hay un pastor que todos los años predice cómo va a ser el verano según lo que observa en la naturaleza y por lo visto suele acertar. Yo me he enterado este año que este pastor existe, pero dijo que este verano no iba a haber dos días seguidos de calor y buen tiempo y de momento ya llevamos cuatro días de cielos azules y calor. Pero tampoco vamos a cantar victoria que esto puede cambiar en un segundo.


Si me seguís en el blog desde hace tiempo ya sabréis que a mi me cuesta dejar de usar el horno en verano, incluso cuando estaba en Lanzarote o en Barcelona lo seguía usando. Es cierto que en mi casa, aquí en Vitoria, no se concentra mucho calor. No sé si es porque es un último piso, por la orientación, porque aquí hay bastante contraste de temperatura entre el día y la noche o por una mezcla de todo. No sé cuántas recetas sin horno habrá este verano, pero de momento os traigo este mug cake.


Parece que estoy bizcochitos rápidos han pasado de moda, pero yo los sigo haciendo bastante en casa y es que me parecen la solución ideal cuando te apetece algo dulce y no quieres esperar el rato de horno que necesita un bizcocho tradicional además que necesitas menos ingredientes y manchas mucho menos.


Ingredientes
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas de panela
  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de harina
  • 1 cuharadita de levadura
  • 2 1/2 cucharadas de café
  • 1/2 cucharadita de cacao puro sin azúcar
  • Preparamos el café y reservamos. El agua no tiene que estar caliente.
  • Derretimos la mantequilla en la taza junto a la panela con cuidado para que no se calienten en exceso.
  • Añadimos el huevo.
  • Incorporamos la harina, la levadura y el cacao intercalandolos con el café.
  • Cocinamos el mug cake en el microondas durante un minuto y posteriormente en tandas de 10 segundos para que no se nos haga demasiado.

Feliz semana :)


6 comentarios:

  1. ¡Qué pintaza tiene! Y vaya suerte lo de no pasar calor en casa en verano, en Zaragoza es un horno tanto la casa como la calle y estoy deseando que llegue agosto para irme a Euskadi con el fresquito... xD

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Marta! Vives en un lugar privilegiado para disfrutar de veranos suaves. Aquí pasamos de un frío tremendo a un calor sofocante así que agradecería un clima menos variable.

    Te aseguro que los últimos pisos, donde hace calor, son hornos puros, así que si en tu casa no se concentra mucho calor no es por eso, igual es más por el contraste de temperaturas entre el día y la noche o porque está bien aislado o tiene una buena orientación. Sea como fuere eres una privilegiada.

    Yo tampoco suelo cerrar el horno hasta septiembre y octubre, pero este verano me he propuesto publicar recetas que no lo necesiten para que todo el mundo pueda hacer lo que publico si les apetece y no las dejen por una mera cuestión técnica.

    Ya sabes que hasta en la cocina hay modas, pero estos bizcochitos a mí me siguen poniendo ojos cuando los veo ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)