Bizcocho de Lúcuma y Espelta

18.6.18



Buenos días, ¿qué tal ha ido la semana?
Esta ha sido mi segunda semana de vacaciones y creo que estoy dominando el arte de levantarme tarde y aún así echarme siesta.


Cualquier persona que me conozca un mínimo sabrá que yo no soy una persona de siestas. Más que nada porque dormir veinte minutos me deja más atontada de lo normal y si me echo una siesta de una hora o dos pierdo todo el día, pero esa es la ventaja de trabajar por las tardes, me tengo que levantar del sofá sí o sí. El propósito de esta semana, aunque también lo era la semana pasada, es crearme una rutina para no pasarme estos tres meses durmiendo.


El ingrediente principal de la receta que os traigo hoy es la Lúcuma y hasta un par de semanas antes de utilizarla no tenía ni idea lo que era. Desde la tienda online La Peruanita  me hicieron llegar un paquete de lúcuma en polvo y me puse a investigar sobre ella. La lúcuma es un fruto del árbol lúcumo originario de Perú y es muy utilizado en este país. 


La pulpa se usa en muchas preparaciones dulces como tarta, merengues o helados. La pulpa también puede secarse o congelarse y al deshidratarla y pulverizarla se obtiene la harina de lúcuma. Esta fruta al ser dulce se puede usar como edulcorante natural, como yo no la conocía he optado por echar a la receta un poco de panela y aún así no ha quedado un bizcocho muy dulce. Podéis jugar con la cantidad de lúcuma que echáis y así no lo tendríais que poner azúcar.


Ingredientes
  • 3 huevos
  • 230 g de harina de espelta
  • 120 g de lúcuma
  • 140 g de yogur natural
  • 90 g de panela
  • 60 ml de aceite
  • 4 ml de leche
  • 1/2 sobre levadura
  • Precalentamos el horno a 175º.
  • Batimos los huevos con la panela.
  • Añadimos el aceite, la leche y el yogur.
  • Por último incorporamos la lúcuma, la harina de espelta y la levadura y revolvemos lo justo para que se integren.
  • Vertemos la masa en nuestro molde previamente engrasado.
  • Horneamos 40-45 minutos.
  • Dejamos enfriar 10 minutos antes de desmoldarlo.

Feliz semana :)




















5 comentarios:

  1. ¡¡Hola Marta!! Yo tampoco conocía la lúcuma, es la primera vez que he oído hablar de ella. De todas formas, si es un edulcorante natural me gusta, así podemos prescindir del azúcar blanco. El bizcocho seguro que te ha quedado muy rico.
    Yo tampoco soy de siestas, aunque cuando estoy muy cansada y estoy viendo la tele, puede que me duerma cinco minutos, ese día, hasta yo me asombro de haberme quedado dormida aunque sea cinco minutos. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Marta estoy segura de que nunca había oído hablar de la lúcuma así que a mí ya me has descubierto algo nuevo.

    Entiendo esa necesidad de dormir, pero como bien dices es mejor crearse una rutina porque se acaba convirtiendo en un vicio y pasas más tiempo durmiendo que despierta, aunque por otro lado aprovecha para reponer fuerzas después del curso.

    El bizcocho es muy original, cómo se nota que donde vives el verano no ha entrado arrasando y puedes seguir encendiendo el horno ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  3. Hola guapa!! Qué interesante esta receta, no conocíamos tampoco la lúcuma, pero parece que puede ser muy versátil para sustituir el azúcar. Nos apuntamos la receta! Besitos!

    ResponderEliminar
  4. yo tampoc conozco la Lúcuma. Una cosa, podemos usar leche vegetal y yogur tb de soja o similares?. ESKERRIK ASKOz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo podéis sustituí sin problema aunque como la lúcuma es dulce te recomiendo usar una leche vegetal o un yogur vegetal sin azuazú añadida :)

      Eliminar

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)