Galletas París Sin Gluten Rellenas de Mermelada

22.12.17


Buenos días, ¿qué tal está yendo la semana?
Yo no sé en que día vivo y hasta ayer al medio día no me dí cuenta de que era jueves y por lo tanto tocaba receta nueva, una receta que no tenía editada. Que desastre, me da la sensación que esta semana y la semana pasada he estado todo el día corriendo de un lado a otro sin tiempo para parar y tiempo para mi y el blog. Espero sacar un poco más ahora con las navidades y mis semi vacaciones.


La receta que os traigo hoy son unas galletas que aprendimos en confietería, ¿sabiais que una buen surtido de pastas tiene que tener unas 24 variedades?
En clase no estamos haciendo nada sin gluten, pero viendo que esta receta tenía almendra suponía que no iban a quedar tan arenosas como suele pasar cuando sustituyes la harina de trigo por harina sin gluten sin hacer ninguna otra variación. 


Aunque no han quedado como las que tienen gluten dan bastante el pego y creo que sin haber probado las "normales" no se sabría que estas no tienen gluten. Yo tengo claro que se las voy a hacer a mi madre la semana que viene para que tenga para desayunar estos días.


Ingredientes (16 unidades, 8 parejas)
  • 200 g de harina de arroz
  • 100 g de mantequilla pomada
  • 60 g de azúcar lustre
  • 1 huevo
  • 20 g de almendra molida
  • Mermelada
  • Con la ayuda de una batidora batimos la mantequilla pomada con el azúcar lustre hasta tener una crema blanquecina.
  • Añadimos el huevo y batimos hasta que se integre.

  • Por último añadimos la harina de arroz y la almendra.
  • Hacemos una bola con la masa, la filmamos y dejamos que repose en la nevera entre 30 minutos y una hora. Dependerá del calor que haga en la cocina.
  • Precalentamos el horno a 170º.
  • Extenedemos la masa con cuidado de que no se pegue a la mesa de trabajo.
  • Cortamos la masa con la ayuda de un corta pastas. A la mitad de las galletas hacemos un agujero más pequeño, puede ser con un corta pastas o con una boquilla.
  • Horneamos 10-12 minutos para que cojan un poco de color.
  • Calentamos la mermelada que hayamos elegido un poco en el microondas para que esté un poco más líquida.
  • Una vez las galletas esten frías espolvoreamos las tapas con azúcar glas y rellenamos con la mermelada.
  • Las podemos meter en la nevera un poco antes de comerlas para que la mermelada se ponga un poco más dura.

Feliz semana y feliz navidad. El lunes no habrá receta, pero el martes sí ;)




2 comentarios:

  1. Marta creo que todos estamos un poco locos estos días. Tus galletas son muy bonitas y si tú dices que no se nota que no tienen gluten ¡es porque no se nota! Seguro que a tu madre le encantan.

    Disfruta mucho de estos días en familia y ya nos contarás qué tal tu experiencia como anfitriona

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué pinta Marta! Confieso que no me va mucho la mermelada... pero me las estoy imaginando rellenas de crema de chocolate y se me cae la baba ^^

    ¡Besotes y feliz año!

    ResponderEliminar

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)