Buckle de Frambuesas y Arándanos

4.12.17


Buenos días, ¿qué tal ha ido la semana?
Por aquí el viernes cayó la primera nevada, estuvo todo el día nevando que la mayoría de gente de clase se tuvo que ir porque sino no iban a poder volver a sus pueblos. Aunque la tienda y mi casa están en el centro de la ciudad y por lo tanto no había tanta nieve en la escuela que está a las afueras sí que cuajó bastante. Y yo que nunca me ha gustado la nieve no he parado de sacar fotos y es que hacía muchos años que no veía nevar.


Vamos que diciembre empezó de lo más invernal. Y viendo todo blanco por la nieve y que este año estoy más navideña de lo normal, al vivir completamente sola por primera vez me hace ilusión decorar la casa, este año durante todo el mes va a ver recetas navideñas. Y no sólo una receta por semana sino que habrá dos recetas, los lunes y los jueves, para que tengais un montón de opciones para estar fechas.


La receta de hoy la he sacado de uno de los programas de Anna Olson de canal cocina y es que mi padre y yo somos fans de ella y los fines de semana comíamos viendo su programa. Nunca había oído o había visto un Buckle, pero es una receta muy fácil de hacer que además sale riquisima. Es la receta perfecta para tomar con el café. Aunque el bizcocho es denso gracias a las frambuesas y los arándanos no es nada pesado.


Ingredientes bizcocho (molde 24 cm)
  • 200 g de harina
  • 190 g de azúcar
  • 125 g de frambuesas
  • 110 ml de leche
  • 75 g de arándanos
  • 55 g de mantequilla pomada
  • 25 g de maizena
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla
  • 1 huevo

Ingredientes crumble
  • 80 g de azúcar
  • 55 g de mantequilla fría
  • 55 g de harina
  • 1/4 cucharadita de jengibre
  • 1/4 cucharadita de canela
  • Lo primero que haremos será el crumble. Para ellos ponemos todos los ingredientes en un bol y los frotamos con las manos hasta tener una especie de migas. Si tenéis las manos muy calientes lo podéis hacer con la ayuda de dos cuchillos. Reservamos en la nevera.
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Mezclamos el huevo con el azúcar con la ayuda de una batidora hasta que aumente de volumen.
  • Añadimos la mantequilla pomada.
  • Echamos la pasta de vainilla.
  • Incorporamos la harina, la maizena y la levadura intercalándola con la leche.
  • Vertemos la masa en un molde previamente engrasado y añadimos la fruta por encima.
  • Espolvoreamos el crumble por encima.
  • Horneamos 45-50 minutos.
  • Dejamos que enfrie 10 minutos sobre una rejilla antes de desmoldarlo.
  • Se puede comer tanto frío como caliente. De las dos maneras está riquísimo. Lo podéis acompañar con un poco de helado.

El miércoles me voy a Lisboa tres días y estoy impaciente, será mi primer viaje sola. Así que si teneis alguna recomendación será bienvenida. La entrada del jueves estará programada, pero espero poder contaros todo el lunes que viene.

Feliz semana :)


4 comentarios:

  1. ¡¡Hola Marta!! Pues yo tampoco sabía que era un buckle, ahora, viendo tu receta, ya me hago una idea. Lo cierto, es que se llame como se llame, la pinta es fabulosa.
    Vaya Marta, vas siempre por delante de mi en cuanto a viajes, pues este verano queremos ir de vacaciones a Lisboa, así que tomaré nota de lo que me cuentes. Besitos y disfruta del viaje.

    ResponderEliminar
  2. veo que mi comentario no se ha publicado! :( te decia que tiene una pinta riquísima y que no conocía a anna olson, la voy a buscar porque estos programas me encantan jejeje

    un besito guapa!!!

    ResponderEliminar
  3. Marta yo sí conocía el buckle, de hecho me encanta y tengo uno por publicar, pero me ha sorprendido verlo en tu blog porque no es una receta muy común ¡y está buenísimo! Así que enhorabuena por hacerlo tan bien.

    En segundo lugar disfruta mucho de Lisboa y muestra muchas fotos en Instagram que nos dé mucha envidia.

    En cuanto a la nieve... a mí tampoco me gusta, pero si puedo estar en casa y no es necesario salir hasta que se derrita es bonito verla a través del cristal ja ja ja Por eso entiendo que sacaras tantas fotos. Como la realidad es diferente y cuando nieva tenemos que seguir con nuestras vidas es una caca que nieve porque se colapsa todo ya que no estamos preparados para ello ¡ni andar sabemos!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Ah! se me olvidaba! sí que estás navideña para estar sola en casa ¡dos recetas por semana! ¡madre mía qué gran despliegue!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)