Bizcocho de Lanvanda

18.12.17


Buenos días, ¿qué tal ha ido el fin de semana?
El mío ha sido de preparar cosas de cara a las navidades y vaguear. Como ya os dije el sábado que viene vienen mis padres y mis abuelos así que el sábado tocó ir a comprar cosas para que mi abuela no esté tan enfadada, ella se quería quedar en Lanzarote que hace calor y huir del frío vitoriano; y el domingo a tocado sacar los adornos de navidad que aunque por aquí ya llevo varias recetas navideñas en mi casa la navidad no había llegado todavía. En mi casa siempre ha sido tradición decorarla en el puente, pero al estar en Lisboa aún no había encontrado el momento.



Nunca me han gustado mucho las navidades y este año el espíritu navideño va y viene. Hay días que me apetece un montón y hay días que sólo quiero que estas fechas pasen rápido. Por una parte me apetece que lleguen y ver a mis padres y a mis abuelos, pero por otra parte desde los 18 no paso tanto tiempo con mis abuelos en la misma casa. Por otra parte me apetece que lleguen porque las vamos a celebrar en mi casa y me encargaré de la comida y tendréis en el blog recetas nuevas y como son de la escuela son recetas del País Vasco y es que aunque aquí nos gusta mucho el dulce casi nunca preparo receta típicas de aquí, bueno tradicionales en general.


La receta de hoy es un bizcocho ligero perfecto para después de las comilonas que nos esperan estos días y además es muy fácil de hacer por lo que no os quitará mucho tiempo.
Yo para decorarlo le he puesto glaseado ya que lo veía más festivo, pero lo podeís dejar tal cual del horno y espolvorear un poco de azúcar glas por encima y poner un poco más lavanda.
En la tarta de lavanda que le preparé a mi hermana por su cumpleaños dejé el azúcar con la lavanda dos semanas y se notaba mucho más el sabor así que si es posible os recomiendo que hagais esto aunque de esta manera también se nota el sabor aunque de una manera más ligera.


Ingredientes
  • 225 g de harina
  • 100 g de azúcar
  • 100 ml de leche
  • 70 g de aceite
  • 3 huevos
  • 1 1 /2 cucharadita de lavanda
  • 1/2 cucharadita de levadura
  • 1/4 cucharadita bicarbonato
  • Ralladura de limón
  • Precalentamos el horno a 170º.
  • Mezclamos el azúcar con la lavanda y los huevos.
  • Añadimos la ralladura de limón.
  • Incorporamos el aceite.
  • Añadimos la mitad de la harina.
  • Una vez este la harina integrada vertemos la leche.
  • Incorporamos el resto de la harina.
  • Engrasamos nuestro molde y vertemos la masa.
  • Horneamos 30 minutos.

Ingredientes glaseado
  • Azúcar glas
  • Leche
  • Zumo limón
  • Lavanda
  • Ponemos el azúcar glas en un bol y lo mezclamos con un chorrito de limón y otro de leche hasta que tenga la consistencia que queremos.
  • Lo vertemos sobre el bizcho una vez frío y desmoldado.


Nos vemos el jueves con otra nueva receta. Feliz semana :)


2 comentarios:

  1. Marta yo creo que el espíritu navideño va y viene como te ocurre a ti. Por un lado ganas de ver a la familia, por otro nervios para que todo salga bien y mucha incertidumbre ya que siempre puede surgir algo que no se planea y estropear lo que llevamos tanto tiempo preparando.

    Normal que además estés nerviosa por vivir estos días con tus abuelos en casa. Es su casa pero ahora es la tuya y ambos os sentiréis extraños. Me ha hecho mucha gracia leer que tu abuela prefería quedarse en Lanzarote ¡no sabe nada! Siempre me he preguntado el motivo por el que acabásteis en las Islas Canarias ¡es que soy tremendamente curiosa! aunque en el fondo lo entiendo porque allí se vive muy bien, al menos no hace frío.

    La receta me ha encantado y la decoración es preciosa. Esas guirnaldas navideñas me han gustado muchísimo.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Marta!! A mi me encanta cocinar con lavanda, siempre tengo en casa una planta de lavanda y suelo recoger unas cuantas ramas para secarlas y poder cocinar más tarde con ellas. Así que tu bizcocho me viene fenomenal para emplear las que me quedan de este verano.
    Espero que paséis una buena navidad todos juntos y que disfrutéis de esos dulces navideños típicos. Besitos.

    ResponderEliminar

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)