Pan Dulce de Polenta

3.7.17


Buenos días, ¿qué tal ha ido la semana?
Por aquí seguimos con el tiempo raruno, de hecho comencé Julio poniendo la calefacción un par de horas. No ayuda tener toda la ropa de verano aquí mientras mi ropa de invierno esta en Lanzarote.


Ya os he contado que me estoy sacando el carnet de conducir y es que en la tienda hacemos repartos y creo que es lo que peor llevo. Siempre he sido una persona tímida, pero creo que después de tanto tiempo viviendo sola más o menos lo he superado o por lo hemos he conseguido que no me limite. Sobretodo después de vivir en Londres donde tuve que hacer gestiones y hablar con muchas personas que no conocía y encima en otro idioma, pero lo de hacer entregas me pone nerviosa. Por suerte la mayoría que he hecho han sido en restaurantes para fiestas o en casas donde la persona que recogía los globos era la que los había encargado, pero eso de entregar unos globos a una persona que no lo sabe me pone muy nerviosa, siento que le estoy invadiendo su privacidad.


El pan que os traigo hoy tiene una miga bastante densa y un sabor diferente, por no decir peculiar, es perfecto para servirlo en rodajas y ponerle un poco de mermelada o mojarlo en la leche o el café. La receta la he adaptado de esta de Isabel del blog Cakes para ti. Con todas las recetas suyas que he hecho últimamente parece que no leo más blogs, pero es que tengo comprobado que las recetas de Isabel son siempre un acierto.


Ingredientes
  • 3 yogures de 125 ml de soja
  • 2 huevos
  • 3 cucharadas de miel
  • 350 g harina de polenta
  • 1 cucharada de levadura
  • 75 g de mantequilla derretida

Glaseado
  • 100 g de azúcar glas.
  • 3 cucharadas aprox de leche. Dependerá de la consistencia que le queramos dar.
  • Precalentamos el horno a 180º.
  • En un bol batimos los tres yogures con el huevo y la miel.
  • Agregamos la polenta y la levadura y mezclamos con una espátula. Nos quedará un masa bastante densa.
  • Incorporamos la mantequilla ya templada.
  • Vertemos la masa en un molde alargado y extendemos con una espátula.
  • Horneamos 40-50 minutos. Es un bizcocho bastante denso y no sube mucho.
  • Dejamos que se enfríe durante 5 minutos antes de desmoldar sobre una rejilla para que se enfríe por completo.
  • Mientras preparamos el glaseado mezclando el azúcar con la leche hasta tener la textura que queramos.
  • Una vez que el bizcocho este frío lo decoramos con el glaseado.

La polenta es una harina de maíz que se usa mucho en Italia y Argentina. No tiene gluten y sirve para hacer tanto platos salados como postres. Si no encontráis polenta podéis usar harina de maíz, la amarilla o hacer como Isabel y usar una mezcla de harina de maíz y harina de trigo.

Feliz semana :)


8 comentarios:

  1. ¡Hola Marta!

    Cuando las recetas son buenas ¡normal que las hagamos! y encima que las compartamos para darles más difusión. Este pan te ha quedado realmente fantástico.

    Ánimo con lo del carné, ya mismo estás conduciendo y en nada te harás a la entrega de los pedidos y te costará menos hablar con la gente. Lo bueno es que aunque la persona no se lo espere, como es algo bonito no te pondrá mala cara ja ja ja

    Y lo de la ropa de invierno... igual deberías ir pensando en que te la envíen ¿no?

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Marta!! Muchísimas gracias por haber apostado otra vez por una de mis recetas. A mi me gustó mucho este bizcocho, como bien dices, tiene un sabor y una textura distinta. Esos granulillos que encuentras mientras te los comes, me encantaron, hasta huele distinto. El mío si creció un poco, pero porque le puse harina de trigo, que al contener gluten, hace que crezca un poco más. Pero claro, para hacerlo libre total sin gluten, había que eliminarla por completo. A mi me quedó densa la miga, pero esponjosa, no sé como decirte, y la parte que más me gustaba, era la del glaseado, se lo eché por todos lados, ja, ja.
    Lo hice nuevamente con sólo harina amarilla y no me gustó tanto, mejor con polenta, me quedó más apelmazado con sólo la amarilla, pero es que ya no me quedaba polenta.
    Me ha encantado como te ha quedado, y el color tan amarillo, qué bonito. Tus cambios, con los yogures de soja, muy bueno también, también le dará un sabor distinto y rico.
    Ya verás como dentro de poco no te vas a sentir tan extraña con la gente, es como todo, experiencia, y en breve, ya no te va a costar nada tratar con la gente que no conoces, y puede ser, que hasta al final te guste. Venga, y ánimo con ese carnet también. Besitos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado mi versión. Muchas gracias Isabel :)

      Eliminar
  3. ¡Qué pintaza Marta! Se me ha hecho la boca agua, ese azúcar por encima le da un aspecto y (supongo) un sabor muy dulce *-* Mucho ánimo con las entregas, a mi también me daría respeto ir a entregar globos a alguien por sorpresa, pero seguro que en cuanto lo hagas unas cuantas veces ya le pierdes el miedo. Además, seguro que la gente se pondrá muy contenta cuando le lleguen los globos, ¡puede llegar a ser hasta satisfactorio ver sus caras! :D

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  4. Tiene una pinta bien rica este pan dulce Marta... es normal que apuestes otra vez por recetas de Isabel, si es que cuando salen bien... volvemos a repetir tantas veces como haga falta... Yo con lo tímida que soy, bien que te comprendo... pero tú eres una campeona, porque no sé si yo me hubiese ido al final a vivir a otro país... y tú has podido con ello. Así que unos repartos que ademas son para sorprender a personas y hacerles feliz, es para ir contenta y sin ningún tipo de miedos créeme ;) Besos

    ResponderEliminar

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)