Bizcocho de Nata, Canela y Arándanos

3.10.16



Buenos días, ¿qué tal ha ido la semana?
La mía ha sido un poco rara aunque los niños han estado más tranquilos y parece que ya nos vamos acostumbrado unos a otros he tenido un par de conversaciones con la madre que me han dejado un poco plof por el tema de la limpieza.



Y es que son muy obsesivos con la limpieza y que esté todo bien desinfectado por los niños cosa que pensaba que estaba haciendo bien, pero parece que no. Ahora que los niños están más o menos controlados me tendré que centrar en que la cocina esté siempre limpia y desinfectada. Aunque bueno como ellos mismo me han dicho es un periodo de adaptación y de aprender nuevas costumbres.
El sábado hizo típico día ingles de lluvia y parecía que el invierno había llegado ya, pero ayer domingo salió un día precioso así que tocó hacer todo el turismo que no pudimos hacer el sábado por culpa de la lluvia.


La receta que os traigo hoy está pensada para halloween y es que ya no queda nada para este día. Mi idea para este mes es poneros recetas para esta fecha, pero sin caer en las típicas decoraciones de miedo con fantasmas y demás. Está pensado por si queréis hacer una fiesta o una mesa dulce.
Esta receta en concreto me pareció perfecta para ponerle un título tenebroso, que os dejo a vuestra elección, para presentarla ese día. O para un día normal que es un bizcocho riquísimo que seguro que os encanta.
La receta esta adaptada de esta del blog La Asaltante de Dulces.


Ingredientes
  • 3 huevos
  • 180 g de azúcar
  • 70 ml de aceite
  • 2 cucharadas de canela
  • 180 g de harina
  • 2 cucharadas de levadura
  • 100 ml de nata para montar
  • 100 g de arándanos frescos.

  • Precalentamos el horno a 180º
  • Batimos los huevos con el azúcar y el aceite.
  • Incorporamos la canela.
  • Añadimos la harina en dos veces intercalándola con la nata.
  • Una vez que esté integrado añadimos los arándanos y revolvemos con una espátula.
  • Vertemos la masa en un molde previamente engrasado.
  • Horneamos 45-50 minutos.
  • Una vez fuera dejamos que se enfríe durante 10 minutos antes de desmoldarlo.


Nos vemos la semana que viene con una nueva receta. Disfrutad de la semana :)




13 comentarios:

  1. ¡¡Hola Marta!! Sin duda, lo de la limpieza en algo subjetivo. No te creas, yo me he dado cuenta hace relativamente poco tiempo, ja, ja. Pero mi percepción ha sido al revés. Y es que yo no me considero una maniática de la limpieza, pues realmente no lo soy ni de lejos, pero si me he dado cuenta, que hay personas que no ven la suciedad y que pueden convivir así perfectamente, pero no gente con el síndrome de diógenes o algo así, sino gente normal que tiene el grado de la suciedad muy bajo. Pues lo mismo ocurre al revés, que hay personas que ven lo imperceptible. Yo siempre he pensado que el punto medio es el acertado, como en todo, pero claro, algunos, en cuestión de hijos, cualquier cosa es poco, así, que, paciencia de nuevo, y creo que vas a aprender mucho más de lo que pensabas con esta experiencia.
    Bueno, en cuanto a tu bizcocho me encanta, con aceite de oliva, tan típico de los bizcochos de toda la vida españoles y que ahora hemos ido cambiando poco a poco por la mantequilla, pero ya ves como queda genial y un poquito más sano con el aceite. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, al final es cuestión de acostumbrarnos unos a otros. Pero después de estar viviendo en pisos de estudiantes cuesta volveverse a adaptarse a vivir en familia jajajaja
      Me alegro de que te guste el bizcocho Isabel :)

      Eliminar
  2. ¡¡Hola Marta!! Sin duda, lo de la limpieza en algo subjetivo. No te creas, yo me he dado cuenta hace relativamente poco tiempo, ja, ja. Pero mi percepción ha sido al revés. Y es que yo no me considero una maniática de la limpieza, pues realmente no lo soy ni de lejos, pero si me he dado cuenta, que hay personas que no ven la suciedad y que pueden convivir así perfectamente, pero no gente con el síndrome de diógenes o algo así, sino gente normal que tiene el grado de la suciedad muy bajo. Pues lo mismo ocurre al revés, que hay personas que ven lo imperceptible. Yo siempre he pensado que el punto medio es el acertado, como en todo, pero claro, algunos, en cuestión de hijos, cualquier cosa es poco, así, que, paciencia de nuevo, y creo que vas a aprender mucho más de lo que pensabas con esta experiencia.
    Bueno, en cuanto a tu bizcocho me encanta, con aceite de oliva, tan típico de los bizcochos de toda la vida españoles y que ahora hemos ido cambiando poco a poco por la mantequilla, pero ya ves como queda genial y un poquito más sano con el aceite. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. No sé por qué el Bloglovin me llevó antes a tu entrada de junio diciendome que era la última y yo pensando vaya vacaciones se está pegando MArta jejeje. Y ahora veo esta entrada y todas las anteriores!!! Ay mi madre. Bueno te comento ésta, el bizcocho me encanta, como todos jeje, lo probaré. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los misterios de Bloglovin. Muchas gracias Nauzet :)

      Eliminar
  4. ¡Maaaadre Marta! Qué riquísimo y jugoso se ve este bizcochín! Y tierno también! Lo tiene todo, y seguro que un sabor buenísimo ;)
    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  5. Woooww Marta! Acabo de leer en el post de antes... que ya te vas haciendo a la limpieza super maniática que tienen... la verdad que tiene que ser un poco locura... limpiar sobre limpio... pero bueno...

    El bizcocho delicioso... solo hay que verlo! yo tengo unas ganas hoy de uno... que no sé si es por la lluvia que está cayendo... o por lo que es... pero salivando estoy por un bizcocho!
    Un besote cielo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es locura, pero sobretodo pérdida de tiempo jajajaja
      Muchas gracias Elisa :)

      Eliminar
  6. Pero si es bueno a veces los bichitos, también así creamos anticuerpos,jajaj. Sí, me parece un poco exagerado pero bueno cada quien toma la limpieza diferente, Y hay mucha gente extremista. Y la verdad es que yo también me volví una maniática de la limpieza cuando Saúl estaba recién nacido, gracias al cielo se me quito. ¡Mucha suerte con la familia!
    El bizcocho está genial, ¡se mira muuuy delicioso! ¡Me encanta la luz de tus fotos!

    ResponderEliminar
  7. Pero si es bueno a veces los bichitos, también así creamos anticuerpos,jajaj. Sí, me parece un poco exagerado pero bueno cada quien toma la limpieza diferente, Y hay mucha gente extremista. Y la verdad es que yo también me volví una maniática de la limpieza cuando Saúl estaba recién nacido, gracias al cielo se me quito. ¡Mucha suerte con la familia!
    El bizcocho está genial, ¡se mira muuuy delicioso! ¡Me encanta la luz de tus fotos!

    ResponderEliminar

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)