Galletas de mantequilla con fondant

22.9.14


El año pasado por mi cumpleaños mis padres me regalaron un curso para hacer galletas decoradas con fondant y glasa.
Y allí me fui yo cuando recién empezaba a hacer cosas de repostería y la verdad es que me encantó. Hacer las galletas y decorarlas me recordó mucho a cuando hacia cerámica. Cortar la masa, hornearla, e ir poniendo trozos de fondant para decorarla.
La receta es la que nos dieron en el curso y la que más me gusta de las que he ido probando.




Galletas de Mantequilla
  • 2 huevos
  • 2 tazas de azúcar
  • 400 gr de mantequilla con sal
  • 800 gr de harina (esto puedo variar un poco según veamos la masa)
  • 1 cucharadita de levadura
  • 2 cucharadas de extracto de vainilla o el aroma que queráis

  • Mezclamos los huevos con la mantequilla y el azúcar hasta que formen una masa homogénea.
  • Añadimos la esencia.
  • Incorporar poco a poco la harina con la levadura, previamente tamizadas. Es mejor ir añadiendo poco a poco mientras se va amasando la masa ya que la cantidad de harina puede variar dependiendo de si la masa se nos queda pegada en los dedos o no.
  • Horneamos unos 20 minutos a 150º. Si las galletas son para decorarlas ponerlas en el horno un poco altas con el calor por abajo, para que así se queden doradas por abajo y blanquitas por encima.

Os dejo también la receta que usamos de glasa aunque yo no la he vuelto a preparar más que nada por pereza.

Glas con Albúmina
  • 2 cucharadas y media de albúmina o 15 gr de albúmina
  • 80 ml de agua
  • 500 gr de azúcar glasé
  • 1/4 cucharadita de cremor tártaro
  • Un poco del aroma que queramos.

  • Mezclar la albúmina con el cremor tártaro y el aroma con la batidora a velocidad máxima durante 3 minutos.
  • Añadir el azúcar glasé y mezclamos a velocidad media.

Esta mezcla podemos separarla y añadirle colorante para decorar las galletas.

El recipiente donde esté la glasa es recomendable que esté siempre cubierto con un paño o en un taper cerrado. Se puede conservar perfectamente en la nevera hasta dos semanas.

Para la decoración el fondant hay que amansarlo y dejarlo muy finito para que no sea muy empalagoso con la galleta. Para pegarlo, ya sea a otra pieza de fondant o a la galleta, usamos un poquito de agua hasta que se seque.
Hay mil cosas que podemos hacer con el fondant para decorar. Sólo hay que ir probando lo que más nos guste. Es como jugar con la plastilina como cuando eramos pequeños.

Me gustó tanto hacer las galletas que una semana después hice estas en mi casa para el cumpleaños de una amiga.

Espero que os haya gustado la receta y muchas gracias a todos los que leéis el blog.









7 comentarios:

  1. Pues te han quedado unas galletitas preciosas, aqui me quedo de seguidora, veras como poco a poco jintas muchas mas , Mil besicos amiga

    ResponderEliminar
  2. Un regalo muy original y ellos también lo pueden disfrutar. Las galletas tienen unas pintas buenísimas.
    Un beso y te espero en studymoda.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Ya quisiera haver unas galletas así de bonitas, felicidades!
    Bs

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa!
    Ay que chulas, seguro que están riquísimas pero con lo bonitas que son me daría pena comérmelas jeje
    Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Hola! Te he devuelto la visita y me quedo por aquí. Yo siempre veo esas galletas tan bonitas y pienso algún día las haré jeje. Vaya artista!
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  6. ¡Me encantan las galletas decoradas! Cada vez que las veo pienso que ya tengo que ponerme con ello, pero tengo siempre tan poco tiempo, y tantas recetas pendientes que siempre se quedan atrás.

    Por cierto, me quedo por tu blog

    ¡Besos mil!

    http://losdulcessecretosdecuca.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  7. Son muy bonitas y doblemente dulces,je,je, la tetera me ha encantado.

    ResponderEliminar

Ya sabéis la ilusión que hacen lo mensajes y yo no iba a ser menos.
Me encanta leer vuestros comentarios y siempre que pueda los contestaré.
¡Muchas gracias por pasaros y comentar!
Un beso :)